jueves, 15 de febrero de 2018

Las Consecuencias de la Envidia. Salmos 73.

Resultado de imagen para consecuencias de la envidiaEnvidia es un estado interno de infelicidad que se causa cuando una persona se siente mal cuando a otra le va bien en lo que hace.
La infelicidad comienza cuando no valoramos lo que tenemos por anhelar lo que no tenemos o lo que otros tienen.
Lo que nos separa de la envidia es un hilo muy delgado que es muy fácil de pasarlo si no nos mantenemos alerta.
En el salmo 73. Asaf nos relata lo que a él le paso por culpa de la envidia que él tenía en su corazón.
La envidia es un mal que se ve en todas partes. En los hogares, en el trabajo, en la iglesia y en todos los ámbitos de la sociedad.
Según el apóstol pablo hay muchos que predican el evangelio no por tener el llamado lo hacen por envidia. Filipenses 1: 15 “Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad.” hay gente en las iglesias que le sirven a Dios en cualquier ministerio pero  no por tener el don. Lo hacen porque ven que otros también lo hacen.
Muchas persona siempre van de fracaso en fracaso en sus negocios la razón es muy sencilla ellos no tienen la habilidad dada por Dios lo hacen solo porque sus amigos tienen negocios prósperos.
Muchos matrimonios son un fracaso porque se  casaron simplemente porque la amiga la más feíta ya se casó o porque su hermana la menor también lo hizo.
Consecuencias de la Envidia.
1. Nos hace equivocar o tomar malas decisiones. Salmo 73: 2-3 “En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies; Por poco resbalaron mis pasos. 73:3 Porque tuve envidia de los arrogantes, Viendo la prosperidad de los impíos.” por culpa de la envidia nos alejamos de Dios y de las personas que amamos.
2. Sentimos que nuestro esfuerzo espiritual o secular no vale la pena. V 13 “Verdaderamente en vano he limpiado mi corazón, Y lavado mis manos en inocencia;” cuando creemos que lo que hacemos no vale la pena nos llenamos de frustración.
3. Llega la Infelicidad. Creemos que todo nos sale mal o que todos están en nuestra contra. V 14 “Pues he sido azotado todo el día, Y castigado todas las mañanas.” Una persona infeliz por lo general es negativa, siempre cree que todo está en su contra.
4. Causa amargura en el corazón de una persona. V 21 “Se llenó de amargura mi alma, Y en mi corazón sentía punzadas.” una persona amargada nunca disfruta de las bendiciones que ha recibido de parte de Dios.
5. Nos degrada. La envidia nos hace actuar como animales sin razonamiento. V 22 “Tan torpe era yo, que no entendía; Era como una bestia delante de ti.” las personas envidiosas terminan deseando y haciendo el mal a los demás.
Como salir de la envidia.
1. Buscando a Jesucristo. V 17 “Hasta que entrando en el santuario de Dios, Comprendí el fin de ellos.”  Jesucristo es lo más hermoso que tenemos. V 25 ¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra.” Jesucristo nos da paz en medio de la tormenta, la paz de Cristo nos permite ver no solo problemas, con el podemos ver también  soluciones.
2. Dejándonos guiando por Dios. V 18-19 “Ciertamente los has puesto en deslizaderos; En  asolamientos los harás caer. 73:19 ¡Cómo han sido asolados de repente! Perecieron, se consumieron de terrores.” Jesucristo no nos quita los problemas pero si está con nosotros en todo momento para ayudarnos a superarlos. Isaías 43: 2 “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti
3. Valorando lo que tenemos y lo que somos.  Isaías 43: 4-5. “Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida.  43:5 No temas, porque yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré.” Dios a todos nos hizo diferentes con habilidades diferentes para que seamos complemento el uno del otro, no te sientas inferior si eres diferente a los demás.
Disfruta lo que tienes y lucha por conseguir algo mejor. No te sientas mal por lo bueno que les pasa a los demás. Recuerda que todos tenemos dones y talentos de manera diferente a otros. Tú no eres menos que los demás. Tú eres diferente a ellos.