miércoles, 7 de marzo de 2018

La Importancia de Conocer a Dios. Salmos 93-94


Resultado de imagen para conociendo a diosUna cosa es haber oído de Dios y otra muy diferente es conocer a Dios.
Hay muchas personas que han oído de Dios acuden a las iglesias pero a pesar de los años que llevan congregándose nunca han conocido a Dios. Juan 17. 3 “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado
A muchos cristianos de ahora lo que más los motiva a seguir congregándose es la necesidad de un milagro. Para Jesucristo los milagros solo son añadiduras. Mateo 6: 33 “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas
Para qué sirve el conocer a Dios.
1. Entendemos que Jesucristo es el que Reina sobre todo. 93: 1-2 “Jehová reina; se vistió de magnificencia; Jehová se vistió, se ciñó de poder. Afirmó también el mundo, y no se moverá, Firme es tu trono desde entonces; Tú eres eternamente.
2. Estamos seguros de que jehová ve y Escucha a pesar de las aflicciones que estemos pasando. 94: 8-9 “Entended, necios del pueblo; Y vosotros, fatuos, ¿cuándo seréis sabios? El que hizo el oído, ¿no oirá? El que formó el ojo, ¿no verá?
Las personas que solo buscan a Jesucristo por el interés de un milagro, cuando pasa el tiempo y los problemas continúan creen que Jesucristo ya no los escucha y esto hace que vivan desanimados y vulnerables al mundo.
3. se deja instruir y Corregir. V 12 “Bienaventurado el hombre a quien tú, JAH, corriges,
Y en tu ley lo instruyes,
” cuando conocemos a Jesucristo sabemos que todos sus pensamientos son para nuestro bien. Jeremías 29: 11 “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.
Cuando no tenemos claro esta realidad creemos que Jesucristo nos envía enfermedades y problemas para probarnos. Ningún padre que ame a sus hijos les causaría daño para probar si ellos lo aman o no.
4. Tenemos tranquilidad a un en los mementos donde parece que caemos y que ya no podemos más. V 18 “Cuando yo decía: Mi pie resbala, Tu misericordia, oh Jehová, me sustentaba” la intranquilidad es lo que hace que tomemos malas decisiones.
5. Sabemos que Jesucristo es nuestro refugio. V 22 “Más Jehová me ha sido por refugio,
Y mi Dios por roca de mi confianza.
” un refugio no nos quita los peligros, nos da seguridad mientras nos preparamos para actuar.
Un refugio contra huracanes no quita los huracanes, protege a la gente mientras pasa el huracán.
Las personas que buscan a Jesucristo tan solo por el interés de un milagro pronto terminan desanimándose. Un adagio popular dice: amor que se alimenta de regalos siempre permanece con hambre.
Jesucristo no siempre va a concedernos lo que nosotros le pedimos, el cristiano que busca a Jesús tan solo por un milagro el día en que Jesús no le conceda lo que pide termina enojándose con Jesús.
6. Nos enamoramos de Jesús. Jesucristo quiere que nosotros nos enamoremos de él. Deuteronomio 6: 5 “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas” la única forma de enamorarnos de alguien es conociéndolo, nadie se enamora de lo que no conoce.
Jesucristo quiere que nos congreguemos para conocerlo, el congregarnos por costumbre o por necesidad de un milagro hace que no podamos conocer a Jesucristo, a medida que más conocemos a Jesús mas nos enamoramos de él y la única forma de conocer a Cristo es a través de un buen estudio Bíblico. Recuerda leer la biblia no necesariamente es estudiarla, para estudiarla se necesita papel y lápiz.